MockUp_22 (1)

Trata tu coche con ozono solo con profesionales

Las diferentes fases de la desescalada supone ya para muchas personas la vuelta a su actividad cotidiana, con numerosas particularidades y medidas de seguridad e higiene. Esto significa también volver a utilizar el coche. Para evitar que el vehículo se convierta en una fuente de contagio, conviene tener en cuenta algunas medidas importantes para desinfectarlo. Entre ellas destacan la desinfección con ozono, que se ha popularizado como uno de los elementos químicos más eficaces contra el coronavirus.

Son ya numerosas las empresas que ofrecen los servicios de desinfección con O3. Un elemento que si no es empleado con precaución y siguiendo todas las medidas de seguridad necesarias puede entrañar algunos peligros.

Una de las características del ozono (O3) es su gran eficacia como biocida, debido a su poder oxidante, que permite su uso como desodorante para elmiminar contaminaciones químicas, tanto en agua como en aire. Es además un desinfectante que no deja residuos, ya que el O3 en agua destilada se descompone rápidamente generando radicales -OH, sin dejar subproductos tóxicos. Esos grupos hidroxilos (-OH o alcohol) son los que matan a virus y bacterias.

Su poder desinfectante y su efectividad frente al coronavirus se debe a su propia estructura química. Al compartir los electrones entre tres átomos en lugar de entre dos, la molécula resultante es muy inestable, y tiende a captar electrones de cualquier compuesto próximo para recuperar su estabilidad; es decir, es un oxidante muy fuerte. Al captar electrones de otras moléculas, oxidándolas, las desestabiliza hasta el punto de destruirlas.

El límite recomendado de exposición al ozono es de 0,1 partes por millón (ppm), o 0,2 miligramos por metro cúbico, calculado como una concentración ponderada de ocho horas, y a corto plazo de 0,3 ppm (0,6 mg. por metro cúbico), como una concentración ponderada de quince minutos.

Según recoge Infotaller, en la actualidad no existe ningún producto viricida que esté autorizado para su uso por nebulización sobre las personas. Por tanto, esta técnica de aplicación que se anuncia en los denominados túneles desinfectantes de ningún modo puede ser utilizada sobre personas. Un uso inadecuado de biocidas introduce un doble riesgo, según recuerda la Asociación de Talleres de Pontevedra, ATRA, con posibles daños para la salud humana y dar una falsa sensación de seguridad.

Por lo tanto, y ante la proliferación en el mercado de dispositivos productores de ozono, este Ministerio advierte que el ozono al igual que otros biocidas, no se puede aplicar en presencia de personas. Los empleados encargados de esta aplicación deben contar con los equipos de protección adecuados. Y además al tratarse de una sustancia química peligrosa, puede producir efectos adversos. En el inventario de clasificación de la ECHA (Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas) se notifica la clasificación de esta sustancia como peligrosa por vía respiratoria, irritación de piel y daño ocular. Por lo tanto se deberá ventilar adecuadamente el lugar desinfectado antes de su uso.

Cómo se desinfecta con ozono

El ozono desinfecta de la misma forma que el cloro, se adhiere a las bacterias y las oxida desde la pared celular hasta el núcleo destruyéndolas por completo, solo que no deja residuos tóxicos y es 3.000 veces más eficiente.

Al utilizar un generador de O3 para desinfectar un coche un compresor toma oxígeno del ambiente y lo inyecta dentro de la lámpara generadora de ozono. Por medio de una descarga eléctrica se rompen los enlaces de la molécula para dejar dos átomos de oxígeno libres que buscan asociarse. A continuación, se une a una molécula de oxígeno que no ha sido dividida formando ozono. Este sale por la manguera y viaja hasta la piedra difusora que lo difundirá dentro de la jarra con agua por medio de burbujeo.

Desde la red de talleres Confortauto su Responsable de Desarrollo de Red, Enrique Sansano, explica a ABC que el generador de ozono aspira el aire y lo transforma en ozono mediante un efecto químico llamado «efecto corona». Este sistema permite desinfectar y esterilizar todo tipo de vehículos,« eliminando virus y bacterias, parásitos, hongos y olores, entre otros».

según ha explicado a ABC Hernán Martínez Querol, CEO de Alvato España, los servicios más demandados en la actualidad son la limpieza interior con desinfección a través de la generación de ozono, y la limpieza interior con desinfección a través de «nanotecnología», un sistema que con una sola aplicación (6hs de trabajo) mantiene el efecto bactericida y viricida hasta 3 Años.

Según José María Nieto, Jefe de servicio Easy Battery de Norauto «las principales dudas que nos plantean es acerca de si será tóxico una vez que les entregamos de nuevo el coche, por eso les tenemos que explicar que antes de devolverles las llaves del vehículo y después de aplicar el ozono dejamos pasar un tiempo para que se airee y así no suponga ningún riesgo para su salud».

Los comentarios están cerrados.