La nanotecnología en la lucha contra el coronavirus: tres años de superficies libres de contagio

  • Un producto basado en nanotecnología y con certificaciones de calidad homologadas sirve para limpiar y prevenir contra virus y bacterias
  • Cualquier superficie puede albergar el coronavirus unos días, pero se puede no sólo eliminar sino prevenir que se deposite durante un largo período de tiempo
  • Hasta ahora este producto se utilizaba para higienizar y prevenir en la limpieza de vehículos pero se disparan las ventas para hogares y empresas

 A pesar de que los productos de limpieza e higiene basados en nanotecnología ya se conocen desde hace algún tiempo, sus propiedades para frenar la pandemia que estamos sufriendo han permitido redescubrir nuevos usos inteligentes.

Así lo afirman los responsables de Alvato, una empresa que disponía de productos nanotecnológicos para la limpieza interior y exterior de vehículos pero que actualmente la demanda de éstos se ha desbordado por sus propiedades reales en la lucha frente al coronavirus.

Y es que la aplicación de estos productos nanotecnológicos sobre cualquier superficie susceptible de contagio como los móviles, encimeras, barandillas, baños, y en general sobre cualquier material no sólo eliminan e higienizan la superficie sino que previene del posible anidamiento de cualquier tipo de virus o bacteria durante tres años.

Con certificaciones europeas homologadas de eficiencia microbiológica estos productos han incrementado notablemente su demanda por parte de hospitales, empresas y hogares por la efectividad en la desinfección.

La aplicación del producto genera una capa aislante y microbicida para cualquier tipo de agente infeccioso de tipo vírico o bacteriano, además de hongos y ácaros. De forma aproximada se tarda un día en eliminar todas las células de cualquier origen, debido a la gran cantidad de microorganismos acumulados en la superficie. Después se inicia el período de 3 años de protección.

El procedimiento es sencillo. Una vez limpia la superficie con jabón o lejía se debe aplicar un producto que elimine los restos que se han desprendido con la limpieza y después se aplica el producto nanotecnológico. Él sólo se encarga de eliminar los posibles virus, bacterias, hongos y ácaros de la superficie además de imprimar la capa protectora que se encargará de repeler los posibles agentes infecciosos que pudieran depositarse en dicha superficie.

La demanda de productos basados en nanotecnología enfocados a la higiene de hogar se ha disparado en más de un 300% y ya se está colaborando con diferentes entidades sanitarias para su distribución. También para las familias, quienes ya tienen acceso a un producto que antes estaba restringido por no considerarse imprescindible para el hogar. Esta situación de pandemia global, ha cambiado la perspectiva.

 

Los comentarios están cerrados.