1366_2000-2

De lavar coches a desinfectar vehículos de SARS-CoV-2: los arcos de lavado se reinventan en tiempo récord

Que el volante de un coche pueda llegar a estar cuatro veces más sucio que un baño público es algo sabido desde tiempos inmemoriales, pero la época que nos toca vivir ha puesto el foco de atención en la desinfección de la carrocería y el habitáculo, con las empresas que se encargan de desinfectar -sobre todo con ozono- en pleno auge.

Por poner un ejemplo de reinvención, Istobal, una empresa valenciana de soluciones de lavado, ha convertido sus máquinas en arcos que descontaminan coches en menos de 15 segundos, y también Equipos de Protección Individual (EPI)

 

 

Arcos que pulverizan biocidas

Esta compañía española ha puesto en marcha, desde mediados de abril, unos arcos de desinfección de vehículos de los hospitales, centros sanitarios y cuerpos de seguridad de la zona. Instalados cerca de accesos principales, zonas de cuarentena o quirófanos, pulverizan desinfectante bien sobre vehículos o sobre EPI.

Este arco de dos metros de altura y equipado con ocho rociadores promete desinfectar más de 4.000 personas con EPI y 1.000 vehículos al día gracias a un producto biocida.

La empresa vasca ECOMAT también instaló el mes pasado el primer arco desinfectante de alta presión en una comisaría de San Sebastián, y se han hecho entrega de otros a Cruz Roja, residencias de mayores y empresas.

El efecto que consigue el agua con desinfectante o el agua ozonizada a alta presión es una “impregnación homogénea y una rápida evaporación del producto” de forma que el personal y el material queda “desinfectado y seco en pocos segundos”, señala la compañía.

Ayuntamientos como el de Gata, en Almería, han apostado también por esta tecnología y han instalado recientemente dos arcos desinfectantes en las dos entradas al pueblo, de forma que los coches que entran y salen pasen por una desinfección exterior.

Desinfección del interior con ozono

Otra de las actividades que está en pleno auge es la dedicada a la desinfección con ozono del habitáculo del coche, un potente oxidante que sin embargo no se encuentra entre los productos de la lista oficial de viricidas autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad.

No obstante, su comercialización está permitida.

Durante un periodo de 14 minutos, la máquina generadora de ozono dispersa el gas por el interior del vehículo y por los conductos de ventilación, esparciendo sus propiedades microbicidas y esterilizando superficies.

Compañías como Alvato han ofrecido sus servicios de desinfección de forma gratuita, y la acogida ha sido tal que según explica ABC han registrado un incremento en la demanda de cerca de un 400 % en sus 40 centros en España.

Y no es la única. Otras empresas como Antras Motors o Impoluto Cars se han ofrecido a desinfectar coches de manera gratuita para evitar contagios. Esta última compró una máquina que emite vapor de agua a 120 º, con 6 bares de presión y dos depósitos, uno para el agua y otro para los productos.

Es importante hacer uso de mascarilla y guantes tras una limpieza de este tipo y no tocar el volante con las manos.

Y ojo: para desinfectar el vehículo a diario lo mejor es usar agua y jabón en cantidades razonables o productos que contengan como mínimo un 70 % de alcohol. Se deben evitar productos con lejía o agua oxigenada y el amoniaco.

Los talleres se adaptan

Ayer la península entró en la fase 0 de de la desescalada, permitiendo a los locales de menos de 400 metros abrir sus puertas. Esto incluye a los talleres de reparación, que irán volviendo al trabajo de forma paulatina y con estrictas medidas de seguridad.

Entre ellas está la desinfección y ventilación del vehículo después de cada uso, sobre todo en las zonas de especial riesgo, y para ello se ha creado una guía de actuación en materia preventiva.

Leer la noticia en Motor Pasion

Los comentarios están cerrados.