En invierno, uno de los peores problemas a los que se enfrentan los coches son a las bajas temperaturas y las heladas que congelan una parte esencial para circular: los cristales.

Los especialistas de Alvato Luxury Detailing desaconsejan colocar cartón o papeles en la luna delantera porque no evita la aparición del hielo. Además, es un elemento externo que puede ensuciar los cristales haciendo que el remedio sea peor que el origen del problema: trozos adheridos al cristal, polvo, suciedad, etc.

Otra forma errónea de intentar evitar el hielo o eliminarlo es impregnando los cristales con alcohol o colonia con el fin de evitar la adherencia y la formación del mismo. Es probable que se pueda eliminar, pero no prevenir, siendo un elemento que ensucia de forma notable las lunas delanteras, traseras y ventanillas.

El uso de la calefacción al máximo con el fin de que el calor actúe es una forma de gastar combustible de forma importante, por lo que tampoco lo recomiendan desde Alvato Luxury Detailing.

Desde la firma recomiendan, de forma real, limpiar el exterior del coche con productos específicos basados en nanotecnología que repelen no sólo el agua, sino la formación de hielo. En el 100% de los casos no se forma hielo sino una débil capa de humedad en el cristal que se elimina sin necesidad de rascar y con el movimiento del parabrisas. Sin ensuciar y con una protección total.

Alvato Luxury Detailing recuerda que tanto las lunas delantera y trasera, como los cristales y los espejos retrovisores, pueden ser tratados con nanotecnología, además de la carrocería, con el fin de que el vehículo siga con sus elementos de seguridad activos en su totalidad.

Leer la noticia en el periódico El Economista
Leer la noticia en el periódico Sport
Leer la noticia en el periódico Entorno Inteligente
Leer la noticia en el periódico Posventa
Leer la noticia en el periódico MRYT