0025

Madrid Central dispara la demanda de talleres y lavado de vehículos fuera del distrito centro

El impacto de la puesta en marcha de Madrid Central no sólo ha afectado a la imposibilidad de conducir determinados coches en el centro de Madrid, sino también a las costumbres ciudadanas relacionadas con el mantenimiento de sus vehículos.

Ante la imposibilidad de circular, según el escenario, con determinados vehículos por el centro, costumbres tan cotidianas como lavar el coche se han desplazado fuera del distrito centro alejándose de las restricciones. Alvato Luxury Detailing es una de las empresas que más ha notado esta medida tal y como indica Alicia Coronel, una de las responsables de la compañía “hemos notado un notable incremento de la demanda en el lavado de vehículos en los centros que tenemos fuera del cinturón de Madrid Central.  Los clientes nos comentan que ya no pueden entrar a lavar su coche en el centro y por eso tienen que buscar otras alternativas”. Y es que se ha incrementado cerca del 25% la demanda de lavado de vehículos fuera del entramado de Madrid Central, a la vez que ha disminuido de forma importante dentro del cinturón del centro de Madrid. Más de 200 negocios relacionados se han visto afectados. Pero no sólo eso, sino que otras actividades relacionadas con el mantenimiento del coche como las de talleres de reparación de vehículos de chapa, pintura o talleres mecánicos también han notado el efecto de estas restricciones atendiendo un 30% menos de vehículos desde que se implantó. Son los efectos colaterales sobre distintas actividades económicas asociadas al cuidado del vehículo.

Finalmente otro detalle llamativo al hilo de la iniciativa de Madrid Central es el creciente interés por las actividades ecológicas relacionadas con el vehículo, entre ellas el lavado eficiente. Según indican desde Alvato, cada vez más propietarios preguntan por el tipo de productos que se utilizan (si son contaminantes o no) y la cantidad de agua empleada en los lavados. La respuesta es que cada vez se emplea menos agua y productos contaminantes en la limpieza tanto de exteriores como de interiores.

Leer en el periódico Europa News
Leer en el diario ABC
Leer en el diario Economía
Leer en el periodico Globedia
0033

Por qué llevar un coche limpio es más seguro que tenerlo sucio

Una de las causas que más accidentes provoca en la carretera o en ciudad es la pérdida o disminución de la visibilidad por diversas causas, tanto de día como de noche. En este sentido, la suciedad de alguno de los elementos esenciales repercuten directamente en calidad de la conducción y la visibilidad dentro del vehículo.

Alvato Luxury Detailing ha elaborado una lista de cuatro elementos fundamentales para la seguridad en la conducción y que están directamente relacionados con la limpieza de determinadas partes del coche.

Primero, los cristales. La limpieza de las lunas tanto por dentro como por fuera es esencial ya que conducir con suciedad, vaho o cualquier elemento que entorpezca la visión significa incremento en el riesgo de accidente. No sólo eso: el uso de productos de sellado para el agua, que repelen las gotas de lluvia además de la suciedad, basados en nanotecnología reducen un 25% las posibilidades de sufrir un accidente.

 

En segundo lugar, otro de los elementos importantes relacionados con la visión especialmente nocturna son los faros. Con el tiempo, y si no se cuidan, el cristal del faro se vuelve más opaco haciendo más dificultosa la iluminación nocturna o en entornos de poca luminosidad.

Mantener limpios los faros y sellarlos con una capa protectora para repeler la suciedad y evitar que esa opacidad se presente con el paso del tiempo es esencial. Distintos estudios relacionados con la seguridad del vehículo han demostrado que unos faros limpios y cuidados reducen un 20% la posibilidad de sufrir un accidente nocturno.

Tal y como indican los especialistas de Alvato Luxury detailing, el tercer elemento clave en la seguridad dentro de la conducción y en el que también la limpieza contribuye a reducir riesgos son los retrovisores exteriores. A pesar de que en los últimos años las empresas fabrican coches con retrovisores eléctricos y antihumedad, existe un amplio parque móvil que no dispone de ellos.

Pero, además, no son antisuciedad por lo que un retrovisor sin limpiar o lleno de agua reduce la visibilidad en un 40% con el consiguiente riesgo en la conducción. La correcta limpieza y el uso de sellado para protegerlos del agua de lluvia reduce notablemente el riesgo de siniestros por falta de visibilidad en las maniobras.

Finalmente, el retrovisor interior también debe cumplir todas las medidas de limpieza e higiene integral. Es un elemento más para la seguridad del vehículo que nos permite tener una mejor visión de lo que ocurre detrás.

Un retrovisor interior sucio es perder la visibilidad y la distancia con los coches que tenemos detrás, por lo que ver las maniobras que realizan con dificultad es una manera de poner en riesgo la conducción de forma innecesaria. Una correcta limpieza y sellado protege de forma duradera la visión frente a la suciedad y los cambios de temperatura que pueden empañarlo.

Leer en el periódico ABC
Leer la noticia en Autobild
Leer la noticia en el diario Auto10
Leer la noticia en el periodico Sport